Estrofa, puente y estribillo

Jambalaya, los nadie que lo tienen todo

Parte de Jambalaya en directo / @diegocabrerap

Parte de Jambalaya en directo / @diegocabrerap

No tienen nombre ni posición, a pesar de que hace tiempo que mataron al padre y han aprendido sin mucho esfuerzo que para masticar rock todo se reduce a pellizcar la melodía. Pero antes de eso hay que cargar con el equipo (después habrá que descargarlo), sobreponerse a un sonidista “ponecopas” y hacer propios los ciclos –de menos a más y de más a menos o a la inversa– del viejo rito.

Jambalaya son conocedores de lo ajeno, pero también los primeros amantes de lo propio, ya les toque jugar en equipo o ser sangrientos mercenarios sin más sustento que el cable que les conduce a la electricidad, a veces unas pocas monedas, las menos.

Parte de Jambalaya en concierto  / @diegocabrerap

Parte de Jambalaya en concierto / @diegocabrerap

Músculo y contención (Juan Antonio de Rus en la batería), patean el escenario porque saben que ser elegantes en un escenario es exactamente lo contrario a ponerse una americana encima de una camiseta, basta con ejecutar como lo haría un pelotón de fusilamiento, pero cambiando el miedo al superior por la convicción en su idea.

Estrenan tema, bajan del escenario tocando, animan a desbarrar, se permiten la chulería de cantar una estrofa mientras afinan una guitarra (Alejandro García, guitarra y voz) y te clavan un estilete con la guitarra borracha de Same old faces –en cuestión de meses suena madura– mientras te aprietan las tuercas con un bajo aparentemente distraído (Jesús Cabrera al bajo). Plato exquisito.

Jambalaya en directo  / @diegocabrerap

Jambalaya en directo / @diegocabrerap

Pasa el tiempo y el estilete se ha oxidado dentro de ti. Ya es parte de tu cuerpo. Nunca hubo dolor, ya todo es placer y ganas de repetir con una ración mayor, más contundente es imposible. Pero toca esperar para recoger, cargar el equipo, distraerse e intentar dormir. De los beneficios económicos ya hablamos otro día, porque los que provoca Jambalaya a la salud son evidentes.

Ficha:
26 de julio de 2014, Concierto de Jambalaya en la sala Atenea (Dos Hermanas, Sevilla)
Aquí puedes escuchar la maqueta de Jambayala

Standard

One thought on “Jambalaya, los nadie que lo tienen todo

  1. Pingback: ‘Something is coming’, de Jambalaya: prehistoria de una prometedora historia | Exilios Autoimpuestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *